Algunas reflexiones sobre las penurias de nuestra clase

Se cuentan por miles los trabajadores/as que pierden la vida en India y en su industria textil. Sin condiciones, sin derechos y con sueldos miserables se confeccionan prendas que su coste de trabajo representa una ínfima parte de su precio de venta en los mercados occidentales. La explicación es clara: las grandes marcas y sus distribuidoras buscan sitios donde pagar salarios miserables; cuanto más bajos, mayor plusvalía. Antes, en el norte de África y el este de Europa; más tarde, en Vietnam y alrededores; en la actualidad, Bangladesh.

Un clarividente mapa de la nueva composición de un proletariado joven, en las nuevas potencias emergentes. Decenas de millones de hombres y mujeres abandonan sus tareas en el campo para correr, sin freno, hacia las grandes urbes de las nuevas potencias emergentes, para en el mejor de los casos, realizar los trabajos peor pagados y de menor seguridad.

      Leer más